Noticias > Electrólisis

DESINFECCION EN PISCINAS MEDIANTE ELECTROLISIS SALINA

AUTOR: MUSTAFA RABANI

En los últimos años se han llevado a cabo innumerables investigaciones encaminadas a obtener un método de desinfección de aguas diferente del tradicional cloro. Uno de estos métodos relativamente nuevo es el que se basa en la aplicación del descubrimiento hecho por Faraday el año 1834, el cual consiste en hacer pasar una corriente continua a través de una solución salina disociando los diferentes iones de la sal, los cuales emigrarán según sea su carga al ánodo o al cátodo.

El caso concreto que interesa para la desinfección del agua es la electrólisis de una solución salina de cloruro de sodio (sal común).

1º Una vez puesta en marcha la electrólisis se empiezan a producir espontáneamente cloro (Cl 2 ) e hidrógeno (H 2 ) mediante la siguiente reacción:

2NaCl + 2 H 2 O = 2NaOH + H 2 + Cl 2

2º El cloro formado se disuelve en el agua (H 2 O) formando ácido hipocloroso :

Cl 2 + H 2 O = HOCl + HCl

3º El ácido hipocloroso (HOCl), que en definitiva es el que desinfecta, oxida la materia orgánica esterilizando el agua:

2HOCl = 2HCl + O 2

4º Una vez desinfectada el agua, el ácido clorhídrico (HCl) reacciona con el hidróxido de sodio (NaOH) formado en el proceso neutralizándolo y formando de nuevo sal y agua:

NaOH + HCl = NaCl + H 2 O

Las reacciones anteriores permiten ver que se trata de un proceso cerrado donde no hay pérdidas de productos

La utilización de este sistema trae consigo las siguientes ventajas:

•  Si el funcionamiento es el adecuado, no se utilizarán de manera continuada otros desinfectantes, ya que el cloro liberado por la electrólisis de la sal mantiene el agua desinfectada, evitando así la el empleo de métodos tradicionales y la consiguiente manipulación y almacenamiento de productos químicos

•  Si se mantiene un pH óptimo, este sistema ayuda a reducir los riesgos de irritación de la piel y los ojos por las sustancias "secundarias", que pueden venir acompañando a los agentes desinfectantes.

Como todo sistema de desinfección este también presenta sus desventajas:

•  Los electrodos de que consta la celda necesitan una cuidadosa limpieza, habiendo el peligro de que queden cubiertos por las incrustaciones y no poder llevar a cabo su función.

•  El costo de reposición de dichos electrodos es generalmente considerable

•  No esta demostrada una buena efectividad en piscinas de gran capacidad ya que al estar el agua saturada con sólidos disueltos las bombas tienen que vencer una mayor resistencia en los filtros y estos tienden a incrustarse

•  Se ha observado que en ocasiones se forman precipitados en el fondo de las piscinas formados por sales como la sal común y carbonatos.

•  La presencia de altos niveles de sal en el agua favorece corrosión localizada (por picadura) que es especialmente peligrosa ya que se concentra en puntos concretos y termina perforando las paredes metálicas de los conductos.

•  A la hora de evacuar agua con elevada salinidad hacia el desagüe hay que tener en cuenta que las depuradoras de aguas residuales no toleran grandes concentraciones de sal, cuestión esta que en un futuro se va a legislar

•  Periódicamente y cuando se eleva el nivel de las cloraminas (cloro combinado) se hace necesario llevar a cabo choques de cloro

Finalmente, es preciso observar que el sistema en cuestión, no exime de la necesidad de adicionarle al agua otros productos tales como algicidas, correctores de pH, alcalinidad ..etc...

 

Quienes Somos |Productos | Noticias | Consultas | Servicios | Aviso Legal
      © 2006 Quimicas Morales, S.L. . LCH@2006